¿Cómo puedo cambiar creencias por afirmaciones? 4 acciones claves

Por mucho tiempos estamos a la espera de grandes hitos y logros para empezar a celebrar el hecho de estar aquí y ahora. Con frecuencia, pensamos permanentemente en el éxito pero descuidamos esa historia que nos estamos contando de nuestra propia vida. El solo hecho de estar aquí y ahora ya es un motivo para agradecer, la posibilidad de crecer, crear, cambiar, compartir y todo aquello que resuene hoy contigo; puede que ya seas alguien exitoso o exitosa pero aún no te diste cuenta.

¿Cuál es esa historia que te cuentas de ti mismo o misma a diario?

Te propongo que te hagas 2 preguntas. La primera es: ¿Cómo te ves/sientes hoy? y no me refiero a este día sino al momento de tu vida; y la segunda es: ¿Cómo te gustaría verte en una versión mejorada de ti?. Te invito a que lo hagas porque, al menos yo, durante algún tiempo, me preguntaba el ¿Por qué a mi? y me victimizaba por hechos externos que fueron parte de mi vida y no podía controlar. Cuando empecé a encontrar el ¿Para qué? y el aprendizaje y me hice consciente de erradicar todo aquello que no quería que sea parte de mi vida y empezar a ponerle foco e intención a lo que sí es que cosas, momentos, sentimientos y todo aquello bueno empezó a suceder.

Decidí cambiar en mi historia ese modelo mental que no me agregaba para nada de valor, por uno de crecimiento. Con mucha gratitud por el aprendizaje y sin remordimientos, aligerando la mochila pesada de cosas que no me correspondían en lo absoluto y priorizando a la persona más importante que me va a tocar conocer en la vida: a mi misma.

Ver a la mente como un disco duro lleno de información almacenada. ¿Tengo datos que ya no uso? ¿Tengo información que ya no me sirve? Comenzar a traer a la mente información (creencias) que realmente me agregan valor y me invitan a crecer. Hasta que no decidas hacer ese cambio, serás un esclavo.

Enfócate en el para qué en vez de en el por qué, el para qué te abre posibilidades

Mariela Dabbah, fundadora y CEO del Movimiento Red Shoe (RSM) , dice que el éxito no es un fin, sino un camino que cada cual diseña. Con esto dejamos de lado lo que la sociedad nos dice del éxito: que debemos acumular muchos bienes materiales, que tenemos que hacer y hacer todo el día, que entre más trabajo tengamos, mejor, etcétera. En realidad, debemos concetrarnos en el éxito que es realmente importante, el que nosotros construimos según nuestro propósito de vida.

Es importante hacernos la pregunta de ¿Qué es crecer?¿Qué es desarrollo personal?¿Qué es éxito? en definitiva, estamos llenos de preguntas que aún no nos hemos hecho.

Hoy solo he compartido una creencia general (la del éxito), ya que hay 2 objetivos que se repiten con frecuencia en los programas de coaching que hago: “Ser éxitoso” y “Ser feliz”, pero soy consciente que hay un sin número de creencias que rigen al mundo y eso dependerá mucho de nuestras motivaciones, juicios, miedos, creencias con las que hemos crecido, etc.

A continuación, quiero compartir contigo 4 acciones claves que puedes empezar a realizar desde ahora para cambiar creencias por afirmaciones en beneficio de tu desarrollo personal y profesional:

1.Lista de creencias limitantes

  • todas las creencias negativas que bloquean tu capacidad de creatividad o crecimiento en cualquier aspecto de tu vida. Por ejemplo:
    • No merezco ser exitoso
    • No soy capaz
    • Nunca me alcanzará el dinero
    • Ya es tarde para hacerlo
    • Mis propuestas no son buenas
    • Lo que haga saldrá mal
    • No tendré otra opción que estar solo

2. Orden para tener visibilidad

  • Ordénalas por la que consideras se te hará más factible el cambio hasta la que es más difícil erradicar: Por ejemplo:
    1. Nunca me alcanzará el dinero
    2. No soy capaz
    3. No merezco ser exitoso
    4. Ya es tarde para hacerlo
    5. Mis propuestas no son buena
    6. Lo que haga saldrá mal
    7. No tendré otra opción que estar solo

3. Reflexiona y reconoce el propósito

  • Pregúntate: ¿Cuántas de estas creencias han formado parte de tu vida?¿Qué has dejado de hacer gracias a estas creencias?¿Para qué quieres generar ese cambio?¿Cuál es el beneficio principal para ti mismo o misma? Es decir, ¿Qué ganas al cambiar esta creencia?

4. De creencias limitantes a afirmaciones de crecimiento

  • Transfórmalas en afirmaciones positivas: Por ejemplo:
    1. Nunca me alcanzará el dinero > Siempre vivo en abundancia material y espiritual
  • De hecho, este es solo un ejemplo, pero lo más importante es realizar el cambio por aquel mensaje, observador o afirmación que a ti te haga sentido.

Tu mente es poderosa. Lo que piensas, sueñas y visualizas se manifiesta en tu vida. Esto no es místico, sino más bien empezar a dedicarle tiempo y energía a aquello que realmente quieres en tu vida. Donde pones tu atención, va tu creación.

Cuéntame, ¿Qué te pareció este tema? ¡Me encanta leer lo que comparten! Si quieres saber más, te invito a ser parte del Programa Integral de Habilidades blandas para ejecutivos. ¡Estaré feliz de verte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido !!
Abrir chat
Estamos en linea para atenderte
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?