9 claves para fortalecer la relación contigo mismo

Dedícale tiempo a la persona más valiosa que te va a tocar conocer en la vida

Cuando una persona toma la decisión de empezar un programa con nosotros, en definitiva, es porque reconoce que tiene una versión mejorada ahí dentro que nunca antes le había dedicado tiempo. Este es el mejor momento.

Muchas personas tienen la intención de trabajar en sus relaciones laborales, familiares, amicales, amorosas y más. En este proceso nos damos cuenta que, antes de abordar esos pilares, es importante construir una relación basada en el amor con la persona más valiosa que nos va a tocar conocer en la vida: nosotros mismos.

A continuación, quiero compartir contigo 9 recordatorios claves para empezar a fortalecer la relación contigo mismo o misma. Cada uno de ellos con algunas preguntas que nos invitan a darnos cuenta y reconocer qué podemos empezar hacer mejor desde nuestra posición validando que este es el mejor punto de partida y, para que se sostenga a largo plazo, es valioso saber que es un trabajo a diario.

1. Sé paciente contigo mismo

¿Alguna vez te dijiste algo no tan bonito después de un error?¿Cómo te sentiste después? Sé paciente contigo mismo tal como serías con alguien a quien realmente quieres. Cuando nos criticamos, llevamos toda nuestra energía y atención hacia todo lo negativo de la situación. En cambio, cuando llevamos nuestra mirada hacia el aprendizaje, creamos ese circulo virtuoso y positivo que nos invita a crecer. Ten paciencia mientras aprendes nuevas formas de pensar, hacer, decir y cambiar viejos hábitos. Trátate bien.

2. Sé amable con tu mente

¿Qué narrativa te acompaña con frecuencia?¿Cómo estás cuidando de tu mente? A diario nos acompañan rutinas que, de algún modo, nos generan bienestar: orden, limpieza, alimento, descanso y más. De la misma manera, es valioso empezarle a dedicarle tiempo a cuidar de nuestra mente todos los días. Algunas veces nos acompaña esa narrativa o voz interior que nos trae un mensaje que no nos agrega valor. No te critiques ni te hagas daño por tener esos pensamientos, ámate a ti mismo o misma cambiándolos suavemente.

3. Celébrate con frecuencia

¿Cuándo fue la última vez que te elogiaste? Celebra cada uno de tus logros, nadie conoce más que tú lo que te costó alcanzarlos. La crítica te baja la energía. El elogio y la valoración te genera impulso. Celébrate todo lo que puedas. Reconoce lo que estás haciendo bien en cada pequeña cosa.

4. Valida tu versión mejorada

¿Alguna vez dijiste o escuchaste a alguien decir “yo soy así y no voy a cambiar”? Quizás podríamos encontrar una mejor respuesta. Busca una imagen de tu mejor versión, ¿Cómo serías en una versión 2.0? trabaja en el proceso de ir por ello.

5. Bríndate apoyo

¿Cómo te estás apoyando a ti mismo o misma? Encuentra maneras de apoyarte. Buscar amigos y saber pedir ayuda cuando la necesitas es parte de ser fuerte y abrazar tus procesos. Aprender a pedir para que los demás puedan aprender.

6. Valida tus emociones

Muchas veces pensamos que no tenemos que sentirnos tristes y que tenemos la “obligación” de ser positivos y optimistas siempre. Y es que casi nos han enseñado que no podemos sentirnos tristes o desconcertados. Entonces caemos en un círculo vicioso de sentirnos disgustados por lo que sentimos y también por sentir lo que creemos que no tenemos que sentir, nos juzgamos y nos hacemos la mochila más pesada. Un circulo vicioso que no agrega valor. La emoción siempre es información sobre algo que estoy necesitando o queriendo tener como recurso. Es valioso reconocer que las emociones nos acompañan 24 de 7. Te invito a comenzar a validarlas y preguntarte, ¿Qué información me trae esta emoción?¿Qué me quiere decir? Si escuchamos nuestras emociones vamos a poderlo reconocer.

7. Cuida tu energía como el tesoro más preciado

A diario estamos inmersos en diversos roles que nos demandan energía, tanto en nuestro entorno personal como profesional. Es valioso reconocer que existen algunos puntos que podemos administrar mejor desde nuestra posición a modo de beneficiar nuestro nivel de energía y darle el máximo cuidado que requiere. ¿Qué clase de alimentos necesita tu cuerpo para tener el máximo de energía y vitalidad?¿Qué ejercicios puedes disfrutar?¿Cómo está tu entorno?¿Tienes un propósito claro?¿Qué actitud te acompaña con frecuencia? Ofrécete tiempo para descansar, aprende a relajarte físicamente y mentalmente. Cuida tu energía y ama el templo en el que vives.

8. Mírate a menudo

¿Cuándo fue la última vez que te miraste al espejo prestando atención plena? Mírate a menudo al interior de tus ojos. Reconoce tus gestos. Sonríe hasta elevar los pómulos. Al menos una vez al día di: “Te quiero y valido tal y como eres”

9. Quiérete mucho

¿Qué puedes empezar hacer mejor para expresar este sentimiento por ti? El amor propio no es nada místico. Eres tú validando y gestionando tus recursos, herramientas y trabajando en una mejora continua creyendo en ti. No esperes a que las cosas te vaya mejor, te encuentres bien, tengas pareja, trabajo, el cuerpo ideal y comprándote grandes cosas. Empieza ahora y hazlo lo mejor que puedas.

Cuéntame, ¿Qué pilar agregarías tú? Estaré feliz de leerte. Te envío un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido !!
Abrir chat
Estamos en linea para atenderte
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?