3 ideas erróneas del propósito

Aprender sobre el propósito y acompañar a más personas a conectar con ello es una oportunidad que recibo con gratitud.

Hace unas semanas les contaba que hay una pregunta que escucho frecuentemente: “¿Cómo puedo encontrar mi propósito?”. Muchos de nosotros andamos en la búsqueda de un objetivo vital. Algunas veces hemos sentido que nunca lo hemos encontrado, que si lo encontramos no nos dimos cuenta o, que de alguna manera, estamos haciendo algo mal. Realmente, esto nos genera más incertidumbre. Por ese motivo, escribí 3 claves para conectar con tu propósito. Si no lo leíste, te invito a revisarlo.

Hoy quiero hablar un poco más de propósito pero desde otra mirada, desde aquellas ideas erróneas que escucho frecuentemente y quiero compartir contigo para que puedas reconocer si te identificas con alguna de ellas.

Error 1: El propósito es un objetivo tangible

Quizás alguna vez pensaste o escuchaste: “Mi propósito es hacer la maestría en Barcelona”, “Mi propósito es que mis hijos vayan a una buena universidad”, “Mi propósito de vida es casarme, tener hijos, comprar una casa y otro carro”, “Mi propósito es hacer el eurotrip“, “Mi propósito es que me asciendan este año”… y más. Todos son valiosos objetivos que deseo puedan cumplir cada uno de ellos. Sin embargo, el propósito es encontrar un sentido más allá del objetivo por sí solo, es aquello transversal que nos va acompañar en el logro y no logro de nuestros objetivos. El propósito es un valor que tú mismo creas, que probablemente no sea tangible pero responde fuerte y claro el ¿para qué?. Esta práctica es valiosa en cada proceso de coaching. Entonces, aquí preguntarte: ¿Para qué quieres hacer la maestría en Barcelona?, ¿Para qué quieres que tus hijos vayan a una buena universidad?,¿Para qué…?

Error 2: El propósito es uno solo

Puede que sí, puede que no. Eso depende mucho de cada uno. Muchos de nosotros tenemos más de un propósito de vida y eso está bien también. Ojalá encontráramos propósito en todo lo que hacemos a diario, aquello que pueda dar sentido a todo lo que hacemos en nuestro trabajo y nuestra vida. Ojalá camináramos sobre el propósito y no sobre el objetivo por sí solo. Como por ejemplo ahora, mi objetivo es “escribir 1 vez a la semana un tema nuevo en el blog de Maca Coach Perú”, mi propósito es bienestar emocional. Escribir me encanta y me genera bienestar emocional, así como también, sé que esta información puede generar bienestar emocional a las personas que lo leen. Por lo cual, esta actividad va más allá que el mismo objetivo.

Error 3: El propósito no cambia a través del tiempo

Si bien es cierto el propósito es transversal a nuestros objetivos, aquellos que logramos y no; como personas pasamos por diferentes fases en nuestra vida en la que nuestras motivaciones pueden tener algunos cambios y eso está bien. Por lo cual, el propósito es flexible de acuerdo a tus necesidades, a lo que a ti te empieza hacer más sentido. El propósito de cuando niños quizás no es el mismo de cuando adolescentes, quizás hoy de adultos ya tuvo algún cambio. Cuando asumes otros roles, también puede cambiar.

Entonces, “¿Cómo puedo encontrar mi propósito?” . De hecho, ya te contaba que hace unas semanas compartí 3 claves que pueden ayudarte. Sin embargo, la invitación es que, por sobre todo, es importante empezar a intentar darle sentido y encontrar el “¿Para qué?” a todo lo que hacemos a diario.

¿Quieres saber más? Te invito a participar en el programa de Desarrollo personal que inicia el 19 de septiembre. ¡Estaré feliz de verte!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido !!
Abrir chat
Estamos en linea para atenderte
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?